Volver a la página principal Historia, componentes,... Para contactar con el grupo Nuestro pueblo: Valle Gran Rey Festivales, televisión, charlas,... Romance, santo domingos, años nuevos,... Mudanzas, repertorio,... Fotos de viajes, actuaciones, parrandas,... Libros, discos,... Lo más importante Otros contactos en la isla

 

Biografías de nuestros poetas. Por Chácaras y Tambores de Guadá

 En esta sección incluimos las biografías de los poetas populares, de la Isla de La Gomera, que hemos considerado más representativos, en lo que a la décima y el punto cubano se refiere.   Agradecemos cualquier aportación de material fotográfico o material escrito que pueda mejorar el trabajo que mostramos.

 

 


 

 

 

 

JOSÉ HERNÁNDEZ NEGRÍN     

   

(Valle Gran Rey 1886 – Valle Gran Rey 1955)

 Nacido en El Guro, el 24 de julio de 1886, en el por aquel entonces municipio de Arure, José Hernández Negrín, es uno de los poetas populares más recordados de La Gomera. Su infancia transcurrió, como la de la mayoría de los niños de la época, sin llegar a conocer la escuela.

 

            De muy joven, como tantos otros hijos de Canarias a lo largo de la historia, tiene que abandonar las islas rumbo a América a ganarse el sustento. Sería Cuba su punto de destino. Trabaja en el campo, en ingenios azucareros y plantaciones de tabaco, y es allí donde se cimenta su afición a versear y tocar el laúd.

 

Iban a ser un total de treinta y dos años, repartidos en varios períodos, el tiempo que pasaría en Cuba. A Canarias regresaría en 1917 y contraería matrimonio. Así en sucesivas idas y venidas (estancia en Cuba durante los intervalos 1920-23 y 1924-36) hasta que en 1936 puede regresar definitivamente a La Gomera. Ya por aquel entonces su fama de poeta era bien conocida, tanto en Cuba (sobre todo en la provincia de Santa Clara donde residió y se le conocía como “el cantor gomero”) como en Canarias.

 

En Cuba llegó incluso a publicar un libro en la década de 1930,  “El Canario y el Sinsonte”, controversia mantenida vía epistolar con su amigo Manuel Rolo, que hacía de Canario y él desde Cuba hacía de Sinsonte. También de esa época son muy conocidas las décimas de “José Hernández y Lorenza Romero”, en donde recrea un encuentro en Bolondrón con una improvisadora cubana.

 

Sin que el rubor me apresure

nací en el ochenta y seis;

Gomera Valle Gran Rey

en el término de Arure.

Y si es preciso que jure

por si algún caso te extraña,

dominadas por España

se encuentra un grupo de islitas,

son siete estrellas bonitas

que el mar Atlántico baña.

 

(Fragmento de “José Hernández y Lorenza Romero”)

José Hernández en Cuba

           

A su regreso definitivo a nuestra tierra, se desplaza varias veces a versear a otras islas como La Palma (con su amigo Simeón Marichal), Tenerife y El Hierro. En 1945 muere de tuberculosis su hija Zoila, que era también aficionada a improvisar y tocar el laúd. Este hecho luctuoso le dejará profundamente afectado. Las décimas que hizo por su muerte, son de las más hermosas y emotivas.

 

            Su vida transcurre en La Gomera, trabajando en el campo, hasta su muerte, el doce de mayo de 1955 a la edad de sesenta y nueve años.

 

            De su extensa obra se pueden destaca (aparte de las ya mencionadas) composiciones como: “El año de la gripe”, “La vieja y los camellos”, “Dos cajas para una muerta”, “El guirre y el grillote” … Y un sin fin de anécdotas que reflejaban su ingenio y rapidez en la improvisación.

           

 


 

 

LUCAS ROLO NAVARRO               

(Valle Gran Rey 1908- Valle Gran Rey 1999)

 Para hablar del Punto Cubano, no sólo se hace necesario citar a los grandes vates, sino también a las personas, que con su amor hacia la décima fueron capaces de guardar celosamente parte del legado de los poetas populares.

 Un viejo reproductor de casette, con cintas viejas del Jilguero de Cienfuegos, Chanito Isidrón… constituía su habitual pasatiempo, así como un laúd en el que desgranaba las notas del Punto Cubano, tal y como se interpretaba en Valle Gran Rey, y cantaba sus décimas y recreaba las de los poetas que ya no estaban entre nosotros.

Yo he procurado en la vida,

creo que tengo razón,

primero la educación

y después la poesía.

Que es lo mejor en la vida

para procurar amistad,

cantar con tranquilidad

para hacerlo de buen modo

y conservar ante todo

las reglas de urbanidad.    

           

Décima de Lucas Rolo

Lucas Rolo

            En ese viejo reproductor también grababa en cintas de casette las décimas, acompañándose con el laúd, que luego hacía llegar a su amigo José Hernández, ‘Columba’, a Las Rosas, en espera de encontrarse en la próxima fiesta, para poder cantar Puntos Cubanos en algún rincón apartado donde molestara menos el ruido de la orquesta.

            Con su fallecimiento en 1999, y con el de su compañero de canturías Pancho Rolo, gran tocador de laúd (“un auténtico laúd como Dios manda y no un laudin” como le gustaba decir) el Punto Cubano en Valle Gran Rey perdió a uno de sus últimos baluartes.


 

MANUEL NAVARRO ROLO     

(Valle Gran Rey 1907- S/C de Tenerife 1979)

 Procedente de una familia con gran afición al Punto Cubano, Manuel Navarro Rolo es uno de los grandes poetas populares de La Gomera, y si bien no practicaba el arte de la improvisación en público, pues no era amigo de canturías, sí que nos dejó un amplio legado poético en forma de décimas, en donde brilla su ingenio, destacando por el manejo de datos históricos y por su afición a las décimas, que los aficionados en La Gomera llaman ‘profundas’.

            Composiciones famosas suyas son, entre otras: “La caña”, “El martillo”, “Las poesías de la crema Camarena”, “La caballa”, "Las Décimas del Telémaco" o “Las décimas del temporal del 41”

Se cansa un duro camino

de tanto pasar por él

y se cansa una mujer

de un hombre puro y digno.

Y se cansa un campesino

de hacer varias labranzas,

cansa, luego, como avanza

la gloria favorecida,

todo cansa en esta vida

que hasta lo más bueno cansa.

Se cansa un enamorado

de hacer varias visitas

y también las señoritas

de ver a su apasionado.

Cansa, luego, estar sentado,

esperando una bonanza,

cansa, luego, como avanza

la gloria favorecida,

todo cansa en esta vida,

que hasta lo más bueno cansa.

 "Todo cansa"  Décimas de Manuel Navarro

Manuel Navarro Rolo

También practicó el género de la controversia, aunque por escrito, ya fuera con otros poetas o en obras donde él mismo ejercía los dos papales contrapuestos, como en “Concepto del hombre de campo y el de ciudad”, o la “Conversación entre un hombre y una palma”.

Manuel Navarro Rolo fue uno de los 171 pasajeros que el 9 de agosto de 1950 se embarcó en Valle Gran Rey, en la aventura incierta del Telémaco, convertido en barco mítico de la emigración clandestina. Y de ese viaje nos dejó, quizá su obra más conocida, “Narración Histórica de un Viaje Transoceánico desde La Gomera (Islas Canarias) a Venezuela en el Motovelero ‘Telémaco’. Año 1950”, en la que en 50 décimas nos narra las vicisitudes del viaje.

            Murió en Santa Cruz de Tenerife, atropellado por un coche, en 1979.


MANUEL ROLDÁN DORTA         

(Valle Gran Rey, 1878- Valle Gran Rey, 1968)

            Nacido en Valle Gran Rey, el 28 de febrero de 1878, la trayectoria poética de Manuel Roldán Dorta se desarrolló en el ámbito de La Gomera. Su obra no es muy extensa, ni se caracterizó por participar en controversias con otros poetas, aunque se conservan anécdotas suyas que demuestran que poseía el ingenio y la rapidez de improvisación de los repentistas.

..............................................

7ª

Próximo a Jerián vivía

un sabio que se llamó

Hupalupo y lo dotó

Dios de gran sabiduría.

Éste una hija tenía

tan bella y tan seductora,

que ni la luciente aurora,

ni las rosas encarnadas,

no le igualaban en nada

por ser tan encantadora.

 

 

 

 8ª

El Conde esta joven vio,

y de ella quedó prendado,

ciegamente enamorado,

tanto que la apeteció..

Su deseo no logró,

fue con desdén rechazado

por un precepto sagrado

que a Dios tenía ofrecido,

mientras no sea cumplido,

su honor no ha de ser tocado.

 ...................................................

 

(Fragmento de las décimas sobre la legendaria “Baja del Secreto” y “Torre del Conde. Manuel Roldán)

La composición más celebrada de Manuel Roldán es la recreación en décimas de la rebelión de los gomeros de 1488. Sublevación, en la que los gomeros dan muerte a Hernán Peraza, “el joven”, en la cueva de Guahedum (cerca del lugar conocido actualmente como ‘Degollada de Peraza’), e intentan expulsar a los europeos de la isla.

            Manuel Roldán recrea los hechos en 66 espinelas conocidas como “Décimas sobre la legendaria Baja del Secreto y Torre del Conde”, escritas alrededor de 1930.

            Murió en Valle Gran Rey en 1968.

 


 

MANUEL ROLO PIÑERO        

(Valle Gran Rey 1901 – Valle Gran Rey, 1984)

 Destacado poeta, tanto en la décima escrita, como en el arte de la controversia, donde brilló con luz propia sin ni siquiera haber estado en Cuba. Compañero de canturías de José Hernández Negrín, ambos recorrieron la geografía gomera animando las fiestas con sus piques.

            Entre estas controversias destaca sobre todo  “El Canario y el Sinsonte”, que tienen la particularidad que fueron escritas por correo, puesto que Manuel Rolo, desde La Gomera, hacía de pájaro Canario; mientras que, José Hernández Negrín, desde Cuba, ejercía de pájaro Sinsonte. Siendo publicadas en Cuba por José Hernández en la década de 1930. También son famosas las que sostuvieron cuando se estaba construyendo la carretera que unirá Valle Gran Rey con Arure, conocidas como la “Controversia de la Herrería de Los Covalones” .

Como que hay un ser divino

que al orbe identificó

y a cada cosa le dio

un nacimiento y destino.

Dejó trazado el camino

de la vida en realidad,

trazó la penalidad

del pobre trabajador

como trazó al gran señor

la dicha y la comodidad.

En el libro de la vida

todo lo dejó trazado

diciendo que el educado

nunca hace mala partida.

Las personas distinguidas

demuestran sus condiciones

respondiendo a sus acciones

porque saben lo que hacen

y a todo el mundo le placen

sus íntimas relaciones.

No cabe duda, es verdad,

que Dios dio al hombre el poder

para hacer y deshacer

a su libre voluntad.

Según su capacidad

hace el hombre de su parte,

la cultura la reparte

en el mundo cada día,

unos para hacer tonterías

y otros para obras de arte.

 

(Fragmento “Controversia de la Herrería de Los Covalones”)

 


 

PEDRO SUÁREZ HERNÁNDEZ        

(Vallehermoso 1909- Vallehermoso 2000)

 Pedro Suárez Hernández, el amigo, el optimista, el humorista, el hombre humilde, entero, cabal…, nació en Vallehermoso, en la primera década del siglo XX. Durante su niñez apenas pudo asistir a la única escuela que existía en el pueblo, con casi doscientos discípulos, y, a consecuencia de ello, sus estudios fueron limitados.

            La afición a la poesía le llegó a edad temprana, de la mano de su abuela María, persona muy conocida y apreciada en el pueblo.

            De joven trabajó como albañil, aprendiendo el oficio con los mejores profesionales de la época. Por su carácter alegre y jovial fue persona indispensable en todas las reuniones sociales.

            Preso durante más de seis años, a raíz de la guerra civil española, se convirtió en hombre imprescindible que, haciendo de tripas corazón, con su humanidad y buen humor, levantó el ánimo de sus compañeros de cárcel, en aquellos momentos terribles. Precisamente allí, en la prisión, descubrió que no le era difícil el arte de decir muchas cosas con pocas palabras y así comenzó a desarrollarse su gran afición, la poesía.

            Vallehermoso tiene una deuda difícil de pagar a este hombre que lo entregó todo a su pueblo: su personalidad desbordante, sus conocimientos musicales, su labor como folklorista y, por supuesto, el imparable optimismo de sus versos.

 Extraído de “Los poetas del Valle. Una antología poética de Vallehermoso” (1995). Editado por la Comisión de las Fiestas Lustrales de Vallehermoso.

 Décimas a los fusilados del Fogueo. (Se conoce popularmente como “Fogueo” a la resistencia armada del pueblo de Vallehermoso al golpe de estado de 1936).

Triste fue el momento aquel

cuando con gran desespero

les dije a mis compañeros:

JUAN, NICOLÁS y MANUEL.

Yo me despedí también

de los demás que allí estaban

y luego me separaban

con un profundo dolor

lágrimas mi corazón

por mis ojos derramaban.

Cuando de aquel calabozo

muy triste me separé

en mi corazón grabé

el pueblo de VALLHERMOSO.

Punto amargo doloroso

el que allí juntos pasamos

todos le dimos la mano

a mis pobres compañeros

y con un gran desespero

al barco nos retiramos.

Décimas de Pedro Suarez

 Vallehermoso. Primeras décadas del siglo XX

 


 

RAMÓN MARICHAL NEGRÍN       

Vallehermoso (La Gomera) 1909- Villa de Mazo (La Palma) 1994

 D. Ramón Marichal Negrín, nació en Vallehermoso (La Gomera) en 1909. En 1941 se casó con la que había sido su “madrina de guerra”, Doña Juana Lorenzo, natural de Montes de Luna, en la isla de La Palma, donde pasó el resto de su vida hasta su fallecimiento en 1994.

            Hermano del conocido poeta y versador Simeón Marichal, que también se casó y vivió en Montes de Luna y que fue uno de los verseadores más conocidos en su tiempo en toda la isla de La Palma, al contrario que éste, D. Ramón desarrolló su obra poética en la intimidad, sin apenas darla a conocer, dando rienda suelta en ella a un mundo interior de una increíble riqueza, centrado por una parte en su profunda rebeldía contra un régimen que no consideraba el suyo, contra la estricta moral religiosa incapaz de hacer frente al hambre y a la injusticia social, y por otra en una exquisita sensibilidad al cantar al amor, un lamento desgarrado al cantar al desamor o una infinita ternura al cantar a sus allegados.

            Sus versos son directos, contundentes, dejando ver con absoluta nitidez el mensaje que portan, pero no por ello dejan de estar salpicados de una fina ironía que deja entrever su desencanto por aquellas cosas que le disgustan y su profundo respeto por aquellas que le parecen dignas de consideración. Su carácter reservado y la profundidad de sus pensamientos hizo que su obra apenas fuera conocida, excepto por algunas personas muy allegadas.

 

El camino de la vida

somos así tan pequeños

cual si fuera un breve sueño

de una persona dormida.

Y la juventud florida

por qué tampoco nos dura

y después la edad madura

se nos vuelve una quimera

pensando que nos espera

el hoyo y la sepultura.         

( “El camino de la vida”. Fragmento)

Ramón Marichal Negrín

  


 

SIMEÓN MARICHAL NEGRÍN          

Vallehermoso (La Gomera) 1903 – Villa de Mazo, 1974

 Nacido en Vallehermoso (La Gomera) el 24 de marzo de 1903, se casó y vivió en el barrio de Montes de Luna, en la Villa de Mazo donde falleció en 1974. Simeón fue un verseador muy popular, y compartió canturías con todos los grandes poetas de La Palma. Es conocida asimismo su amistad con el poeta gomero José Hernández Negrín, mantenida a través de cartas y a través de las numerosas visitas que se hicieron mutuamente.

Simeón visitó La Palma con motivo de la boda con una joven del barrio de Montes de Luna de su hermano Ramón, asimismo un excelente decimista. En dicha boda Simeón conoció a la que muy pronto sería su esposa Carmen Pérez, hermana del también verseador Clemente Pérez, trasladándose a vivir a La Palma de forma definitiva.

            Simeón compuso un gran número de décimas, muchas de ellas fueron publicadas en octavillas, y muchas se han transmitido a través de la tradición oral. Las dedicadas al temporal, un episodio que  vivió muy de cerca, son de las más famosas, y hay personas que aún las recuerdan de memoria a pesar del tiempo transcurrido.

Canto a mis islas queridas

cual siete brillantes soles

y canto a los arreboles

de sus praderas floridas,

que como tarde excluida

de mi dulce pensamiento,

siento el engrandecimiento

en brindar mis dulces notas

que como blancas gaviotas

recorren el firmamento.

("Canto a mis queridas islas". Fragmento)

Simeón Marichal

 

Contacte aquí  con nosotros.  Sus comentarios  y opiniones serán bienvenidas.

 

Volver a la página principal Historia, componentes,... Nuestro pueblo: Valle Gran Rey Festivales, televisión, charlas,... Romance, santo domingos, años nuevos,... Mudanzas, repertorio,... Fotos de viajes, actuaciones, parrandas,... Libros, discos,... Lo más importante Para contactar con el grupo Otros contactos en la isla